Artesanías

Las artesanías forman parte de la expresión cultural Vallegrandina que se manifiesta en una diversidad de objetos como son las alforjas en vistosos colores, las muñecas en chala, los varios usos del cuero y la madera, canastas y derivados de la palma sunkjera que singularizan este arte.

En el Municipio de Vallegrande el trabajo artesanal con la chala del maíz ha tenido un gran impacto resultando una interesante fuente de ingresos para las personas del campo especialmente las mujeres ahora existen diferentes asociaciones que trabajan en la elaboración de artesanías con chala de maíz.

También las personas trabajan artesanalmente la fibra de una palmera que crece en lugares que presentan una altitud por encima de los 2000 msnm esta palmera se denomina zunkjera y con su fibra se puede hacer muchos derivados como ser: sogas, colchones, muñecas, sombreros y muchos otros trabajos dependiendo de la imaginación y habilidad de las artesanas.

ArtesaníasAdemás de estos dos materiales tenemos artesanías con lana de oveja de la cual también obtienen muchos derivados como ser pjullos, alforjas, llaveros, maletines y todo tipo de trabajos.

Tanto en el Municipio como en toda la Provincia de Vallegrande, y porque no decirlo en todos los valles cruceños, la labor más destacada en cuanto a la artesanía se refiere, es la de realizar tejidos con lana de oveja; este oficio se ha trasmitido de generación en generación por las abuelas, tías y madres que desde tiempos remotos han confeccionado sus telas para diversos usos.

Partiendo de la tenencia del rebaño de ovejas, su cuidado y pastoreo, las posteriores labores que se van atravesando hasta llegar a tener el producto terminado, se recorre un largo y tortuoso trecho que no ha sido impedimento para el desarrollo cuantitativo y cualitativo de éste rubro.

ArtesaníasEl conjunto de actividades relacionada con las ovejas se constituye casi al 100% como una tarea femenina. De la misma manera en que el marido dispone de su chaco y sus vacas, muchas mujeres campesinas tienen su rebaño y se encargan de cubrir las etapas que desembocan en la elaboración de los textiles.

Los pasos a seguir después de crecidas las ovejas hasta la ejecución del tejido son los siguientes:

  1. Trasquilada de la oveja una o dos veces por año.
  2. Selección del “vellón”.
  3. Lavado.
  4. Escarmenado (escogida de las partes más adecuadas para llevar a cabo la hilada).
  5. Hilada y torcida del hilo.
  6. Teñido.
  7. Urdida.

 

Una vez concluido este proceso la madeja está lista para ser tejida.

Algunos años atrás se preparaba los vellones de lana mojándolos y se extendiéndolos al sol, luego se les esparcía ceniza de leña encima y se enjuagaban. Esto les permitía ablandar y retirar la grasa de la lana de forma natural valiéndose de la lejía presente en la ceniza. Después se pasaba a un segundo lavado (hoy el único) con jabón o detergente. Una vez enjuagados y secos se continúa con los pasos restantes del proceso previo al tejido.

No todas las mujeres que tejen participan de la totalidad de los pasos enumerados. Las que no tienen ovejas y deben comprar la lana en ocasiones la utilizan a partir de el tercer paso (lavado) e incluso la pueden encontrar ya limpia, lo cual les facilita un tanto el trabajo.

En cuanto a los diseños, o laboriau como dicen algunas artesanas, es decir, dibujos armados en la misma pieza tejida usando complicadas combinaciones numéricas en los puntos o enrevesando los hilos de diversos colores hasta formar figuras estilizadas de plantas, flores, animales, letras, etc.

El tejido tradicional por lo habitual está exento de dibujos u otros “divertimentos” que lo adornen. Más bien se inscribe en la línea de las composiciones rayadas con colores “puros” o “entreverados”(mezclados) y las más osadas con cuadros o rebordes.

Los tipos de artesanias elaboradas son principalmente cuatro:

a) Ponchos (de uso múltiple: como cobertor de camas o para protegerse del frío)

b) Caronas (también de varios usos: colocar encima de los asientos, ensillar animales, en algunos lugares se les llama carona encimera o chuze)

c) Peleros (para ensillar animales)

d) Costales (para trasladar o guardar la cosecha)

En cuanto a los colores, ha habido variaciones referentes a gustos y procedencias. Las primeras tejedoras desde algunos cientos de años atrás utilizaban las resinas naturales extraídas de los árboles como tinte. El uso de estas tinturas durables y de gran belleza dio a las caronas, ponchos, peleros y costales una personalidad propia que con la llegada de los colorantes químicos artificiales se diluyó.

El ahorro de tiempo y trabajo, la expectativa del uso de ingredientes más “modernos”, se impuso en las tejedoras que pronto sustituyeron las tintas vegetales por las químicas. Entonces aparecen tejidos de colores fuertes: fucsia, verde intenso, naranjas, rojos, etc. No obstante unas pocas tejedoras continuaron utilizando los tradicionales métodos de teñido natural.

Otra causa importante que coadyuva en la disminución y pérdida paulatina del proceso y uso final de los productos elaborados en lana de oveja es que en las familias del campo se ha ido extendiendo de a poco la utilización de los “cubrelechos o cubrecamas” y “colchas o cobijas” de materiales sintéticos.

Herramientas tradicionales y medios de producción

La puisca, especie de rueca de origen prehispánico compuesta por un palo delgado sostenido sobre un plato redondo y cóncavo o sencillamente con una rodela en el extremo es el principal instrumento en la hilada, aunque son las manos quienes llevan el protagonismo durante todo el proceso.

Después para el tejido se utiliza el telar vertical rústico de cierta semejanza al telar prehispánico usado en el altiplano. Dicho telar es confeccionado de maderas varias acorde a la naturaleza del lugar. En general está formado por dos palos bien altos (dos o más metros) y dos travesaños de menor longitud (poco más de un metro). La hillawa es la varilla en que se envuelve la trama, el wichonero es un palo que sirve para compactar o apilar el entramado y el wichón o wichuña es un instrumento hecho del asta de la vaca que se usa para ajustar el tejido.

Comercialización de sus productos:

DSC00387 (Copiar)

Las artesanas y su participación en diferentes ferias, lugar donde comercializan sus productos.

postrervalle (Copiar)

Artesanas de Postrervalle

DSC03559 (Copiar)

Feria en el Parque Urbano (Santa Cruz)

DSC00434

Tiendita del Codep, donde se comercializa productos. Ubicada en Vallegrande Av. 1ro. de mayo

la laja

Artesanas de La Laja, en su participación en la feria de Gutiérrez (Octubre 2013)

Artesanas vallegrandinas:

Las artesanías irradian los colores de la tierra y las habilidades de las personas que dan forma a los materiales naturales  como lana de oveja, chala de maiz, sunkha (fibra de palma) y tintes, ofreciendo a la venta adornos, sombreros, alforjas, canastas, peleros, etc. Las artesanías son realizadas por mujeres artesanas con manos hábiles, no por mero pasatiempo o hobby, sino como una actividad económica que genera ingresos para el sustento de sus hogares. Las técnicas usadas para elaborar artesanías en lana de oveja aún son de la época colonial. Esta práctica aún no ha desaparecido por completo, al contrario va fortaleciéndose en la decoración de salas, con peleros, phullos, como cobertores de sillas, mesas, etc. Los colores son alegres y vivos que crean calidez. A su vez existen tejidos en lana de oveja y sintética como: porta celulares, flores, sombreros, ponchos, etc. El valor de cada pieza o prenda queda en el tiempo y paciencia que la tejedora aplica a cada trabajo. Entre los productos más cotizados en chala de maíz, se encuentran las muñecas que representan a los nueve departamentos de Bolivia. Los detalles son preciosos y provocan tenerlas a todas en sala de casa o bien para hacer un regalo especial.

Artesnias linet

AIDA

FLORINDA

 Artesanas moromoreñas:

Las artesanías hechas por manos moromoreñas reflejan la tradición y habilidad de mujeres que continúan con el tejido en telar o aguana, técnica precolombina usada para realizar telares y confeccionar indumentarias utilitarias o suntuarias.

Grupos de mujeres tanto en Moro Moro (pueblo) y de la comunidad de La Laja ofrecen sus productos en ferias locales, y regionales pues su objetivo es promover el rescate del uso de los pjullos, peleros, alforjas, etc. Y que estas no desaparezcan debido a la modernidad que trae la globalización.

El proceso de elaboración de cada telar, se inicia con la selección de lana de oveja natural, posteriormente se procede al hilado con la obtención de caitus o madejas que tiñen con plantas y óxidos de la tierra. Con dos o cuatro colores para combinar se procede a armar los tramados en la aguana o telar, Mientras se pasan y traspasan los hilos y acomodan prolijamente cuidando que cada hilo este lo suficientemente tesado, para que el trabajo tenga un acabado simétrico, en lo posible. De este proceso las artesanas ofrecen a la venta, alfombras, pisos o roda pies, bolsas, cobertores para asientos, o cubrecamas con colores únicos.

Por estas razones, cada artesanía tiene un gran valor cultural, antes que económico.

Los tejidos hecho con aguja ganchillo son otra variante de lo convencional.

Sobre todo se hacen ponchos, sombreros, tapetes, carteritas, etc.

MOROMORO

juliana

 El sector de Artesanías está integrado por todas las artesanas, artesanos que se dedican al diseño, elaboración, confección y producción de artesanías en la provincia Vallegrande.

Línea artesanal

Chala de Maíz

Oferta Muñecas, ovejerita, viudita, orquestada, paneras, ángeles, burritos, nacimientos, flores, tarjetas, posa vasos, porta tarjetas, sombreros, joyeritos, cotillón en general y porta servilletas.

Lana de oveja y sintética

Oferta carteras, bolsones, chuses, peleros, costales, caronas, porta cantimploras, porta celulares, alfombras, alforja, phullos, cinturones, fajas, mochilas, gorros, guantes, manillas, billeteras, monederos, llaveros y chalinas.

Fibra de palma Sunkha

Oferta muñecas, ovejerita, viudita, nacimientos, sombreros, carteras, joyeritos, aretes, colchones y canastas.

2 comentarios

  1. Maria

    Estoy interesada en la artesania donde la puedo adquirir yo vivo en santa cruz

    • Jorge Vargas

      Acá en Vallegrande estamos ubicados en Av. 1ro. de Mayo al frente de la canchita del mogote, tenemos una tienda donde se exiben las artesanías. Nuestro teléfono de la Fundación para el Desarrollo Frutícola es el 39422011, para mayor información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *